Qué ver en Bari

Bari, la capital de la región italiana de Puglia, es una ciudad histórica con una gran riqueza arquitectónica y cultural. Está situada en la orilla del Mar Adriático, en una bahía al sur de Italia, y ofrece la posibilidad de disfrutar de una gran variedad de actividades en la ciudad, así como visitar algunos de los pueblos y playas cercanas. Si tienes pensado visitar Bari, aquí encontrarás algunas de las principales atracciones turísticas de la ciudad.

Basílica de San Nicolás

Una de las principales atracciones de Bari es la Basílica de San Nicolás, la iglesia ortodoxa más grande de Occidente. Fue construida en el siglo XII, y su arquitectura es una mezcla de estilos bizantino, romano y normando. Dentro de la basílica se encuentra el santo ataúd de San Nicolás, que se considera un relicario de la ciudad.

Castillo Svevo

El Castillo Svevo de Bari es un castillo normando construido en el siglo XII. Está situado en la parte antigua de la ciudad, y ofrece unas vistas impresionantes de la bahía. El castillo también alberga el Museo Arqueológico Provincial, que incluye una colección de objetos hallados en el sitio, desde el Neolítico hasta la Edad Media.

Catedral de San Sabino

La Catedral de San Sabino es una iglesia románica construida en el siglo XI. Está situada en el centro de la ciudad, cerca de la muralla, y es uno de los edificios religiosos más antiguos de Italia. La catedral alberga algunas de las obras maestras de la arquitectura románica, como la cúpula de San Sabino, que se data del siglo XII.

Murallas de Bari

Las Murallas de Bari son una serie de murallas construidas entre los siglos XI y XV para defender la ciudad de los ataques externos. Estas murallas rodean la ciudad antigua y aún se conservan en buen estado. Se pueden recorrer a pie, y hay varios miradores desde los cuales disfrutar de unas vistas impresionantes de la ciudad.

Leer  Qué ver en Mantua

Playas de Bari

Bari ofrece a los visitantes la posibilidad de disfrutar de una gran variedad de playas, desde las más tranquilas hasta las más animadas. La Playa de San Cataldo, situada al oeste de la ciudad, es una de las más populares. Esta playa cuenta con un puerto deportivo, numerosos bares y restaurantes, así como un gran parque de atracciones.

Pueblos cercanos a Bari

Los alrededores de Bari ofrecen la posibilidad de visitar algunos de los pueblos cercanos, como Polignano a Mare, una pequeña localidad con un encantador casco antiguo y unas impresionantes playas de aguas cristalinas. Otro lugar interesante es Alberobello, un pueblo famoso por sus trulli, casas de piedra blanca construidas sin cemento.

1. Catédral de San Sabino: Un Tesoro Histórico en el Corazón de Bari

La Catédral de San Sabino es una maravilla arquitectónica situada en el centro de Bari, Italia. Esta catedral fue construida entre los siglos XI y XII, y es uno de los principales monumentos de la ciudad. La estructura gótica de la catedral es un excelente ejemplo de la arquitectura de la Edad Media.

Los visitantes pueden encontrar muchos elementos interesantes en la catedral, incluyendo el techo de madera tallada del siglo XVI, así como una cripta con restos de la antigua catedral bizantina. También hay una impresionante colección de pinturas religiosas, incluyendo una pintura de San Sabino y una pintura de la Virgen María.

En la planta baja de la catedral hay una saloncillo con una estatua de San Nicola, uno de los santos más venerados en toda Italia. La estatua se remonta al siglo XVII, cuando fue creada por el artista local Giacomo Colombo.

2. La Muralla de Bari: Una Muestra de la Historia de la Ciudad

La Muralla de Bari es una maravilla arquitectónica construida en el siglo XI para proteger a la ciudad de los ataques enemigos. Esta gran muralla, que rodea la ciudad, se ha mantenido prácticamente intacta hasta hoy. Es un excelente ejemplo de la arquitectura militar de la Edad Media.

Leer  Qué ver en Trieste

La muralla está compuesta de dos partes: la primera consiste en una serie de torres de vigilancia conectadas entre sí por una muralla de ladrillo. Esta muralla está adornada con hermosas pinturas murales que datan del siglo XVI. La segunda parte de la muralla consiste en una serie de puertas de acceso, algunas de las cuales se remontan al siglo XIII.

Los visitantes pueden recorrer la muralla a pie y visitar algunos de los miradores panorámicos para contemplar las impresionantes vistas de la ciudad. También es posible visitar algunas de las antiguas fortificaciones que se encuentran dentro de la muralla.

3. La Plaza del Ferrarese: Un Oasis de Relajación en Medio de la Ciudad

La Plaza del Ferrarese es una plaza grande y hermosa situada en el corazón de Bari. Esta plaza fue construida en el siglo XVIII y es uno de los principales puntos de encuentro de la ciudad. Es un lugar ideal para pasear, relajarse y disfrutar de la belleza de la ciudad.

En la plaza hay una impresionante fuente de mármol con una estatua de Cupido en el centro. Esta estatua fue creada por el famoso escultor italiano Giacomo Colombo. También hay una gran cantidad de árboles que dan sombra a los visitantes, lo que hace que la plaza sea un lugar ideal para pasar el día.

La plaza está rodeada de una serie de edificios históricos, incluyendo la Torre dei Dogana, una torre de vigilancia construida en el siglo XVIII. También hay un museo de arte que cuenta con una impresionante colección de obras de los mejores artistas italianos.

Leer  Qué ver en Catania

Los visitantes también pueden disfrutar de una agradable caminata por el paseo marítimo que rodea la plaza. El paseo marítimo ofrece vistas impresionantes del mar Adriático, así como una refrescante brisa marina.

La Basílica de San Nicolás, una joya arquitectónica que no te puedes perder en Bari

Una visita a Bari no estaría completa sin descubrir la Basílica de San Nicolás, una joya arquitectónica situada en el centro histórico de la ciudad. Esta preciosa iglesia bizantina es uno de los principales atractivos turísticos de Bari, así como uno de los lugares más bellos y especiales de la ciudad.

La Basílica de San Nicolás fue construida en el año 1087, y es una de las iglesias más antiguas del sur de Italia. La fachada de la basílica presenta una mezcla de estilos arquitectónicos, desde el estilo bizantino original hasta otros estilos más tardíos. El interior de la basílica es aún más impresionante, con hermosas pinturas murales, columnas y mosaicos. La cúpula principal del interior es una obra maestra y ofrece una vista impresionante de la ciudad.

Durante siglos, la Basílica de San Nicolás ha sido uno de los principales atractivos turísticos de Bari. Los visitantes pueden disfrutar de una visita guiada por los principales salones, así como de la cripta bajo la iglesia donde se encuentran los restos del santo. Alrededor de la basílica, hay una gran cantidad de tiendas y restaurantes, todos ellos con una vista privilegiada de la Basílica de San Nicolás.

En conclusión, la Basílica de San Nicolás es una de las principales atracciones turísticas de Bari. Esta hermosa iglesia bizantina es una verdadera joya arquitectónica, y ofrece a los visitantes la oportunidad de descubrir la historia y la cultura de la ciudad. ¡No puedes perderte la Basílica de San Nicolás durante tu visita a Bari!

Deja un comentario