Qué ver en Chelva

Chelva, un encantador pueblo de la provincia de Valencia, es un destino turístico ideal para aquellos que desean descansar sin alejarse demasiado de la bulliciosa vida urbana. Esta localidad aporta a sus visitantes una amplia variedad de atracciones para todos los gustos.

Una de las principales características de Chelva es su privilegiada ubicación. El entorno natural, con numerosos parajes naturales, es uno de los principales atractivos del lugar. Los montes de las Sierras de Chelva ofrecen la posibilidad de caminar por los hermosos caminos que recorren el parque natural de la Sierra de Espadán, además de disfrutar de los paseos por el bello camino de la Bicorp.

Otra de las actividades interesantes que ofrece Chelva es la visita al Parque del Turia, uno de los más grandes parques naturales de España. Aquí los visitantes pueden disfrutar de largos y tranquilos paseos, de una variedad de flora y fauna y de la posibilidad de realizar deportes acuáticos como el kayak y el piragüismo.

Quienes buscan una experiencia cultural no se quedarán decepcionados con Chelva. La localidad alberga numerosos edificios históricos, como el Castillo de Chelva, el Monasterio de la Asunción de Chelva, la Iglesia de San Juan de Chelva y la Ermita de San Agustín. Estos monumentos son una excelente oportunidad para conocer la cultura y la historia de la localidad.

Además, Chelva es famosa por sus deliciosos platos típicos. Entre los más conocidos se encuentran el arroz con conejo, el arroz con caracoles, los gazpachos de alubias, el cocido de garbanzos y los pasteles de carne. Estos platos son una excelente opción para disfrutar la gastronomía mediterránea en su mejor esplendor.

Leer  Qué ver en Setenil De Las Bodegas

Por último, Chelva cuenta con una variada oferta de ocio nocturno. Los visitantes pueden disfrutar de una amplia gama de discotecas, pubs, bares de copas y restaurantes. Estas opciones permiten disfrutar de una agradable noche en la localidad.

En resumen, Chelva es un destino turístico ideal para aquellos que buscan un lugar en el que relajarse y disfrutar de la naturaleza, la cultura, la gastronomía y el ocio nocturno. Si quieres disfrutar de todas estas maravillas, no dudes en visitar esta encantadora localidad valenciana.

Monasterio de Santa María de la Valldigna

Uno de los lugares más impresionantes para visitar en la localidad de Chelva es el Monasterio de Santa María de la Valldigna. Este monasterio se encuentra a unos 10 km de Chelva, en la localidad de Simat de la Valldigna. Está situado en un entorno privilegiado en la parte superior de una montaña y desde su terraza se puede disfrutar de unas espectaculares vistas.

El Monasterio de Santa María de la Valldigna fue construido en 1297 por los Monjes de la Orden de San Juan de Jerusalén, siendo el primer cenobio de la Orden en España. Esta construcción cuenta con variadas estancias como el claustro, la iglesia, el refectorio o la capilla de San Onofre. De igual forma, se encuentra rodeado de un impresionante jardín con árboles y plantas autóctonas y una pequeña fuente que según la leyenda, fue construida por el propio Rey Jaime I.

Las visitas al Monasterio de Santa María de la Valldigna se pueden realizar de martes a domingo de 10 a 13h y de 15.30 a 18h. Se recomienda llegar con tiempo suficiente para disfrutar de todos los recovecos de este lugar que guarda una importante historia.

Leer  Qué ver en Port De Soller

Cueva del Turche

Otro de los puntos de interés que no se pueden perder en Chelva es la Cueva del Turche. Esta cueva se encuentra situada en la parte alta del pueblo a unos 8 km de distancia, en el municipio de Losa del Obispo. Se trata de una formación geológica de origen kárstico con una gran profundidad.

La Cueva del Turche fue descubierta en el año 1852 y desde entonces se ha convertido en un lugar muy visitado. Está formada por distintas estancias, con un pasillo central con forma de acueducto de 30 metros de largo, con una altura de 15 metros. Esta cueva tiene una gran variedad de estalactitas, estalagmitas, columnas y paredes con formaciones de colores vivos.

Las visitas a la Cueva del Turche se realizan de martes a domingo de 10 a 13h y de 15.30 a 18h. Se recomienda llevar ropa y calzado adecuado para poder disfrutar de todos los encantos de este lugar.

Castillo de Chelva

Uno de los monumentos más emblemáticos de la localidad de Chelva es el Castillo de Chelva. Esta construcción se encuentra situada en el centro de la localidad, en una ladera de la montaña. Fue construido entre los siglos X y XI y según la leyenda, fue erigido por el mismísimo Rey Jaime I.

El Castillo de Chelva se trata de una antigua fortaleza que alberga una importante historia. Esta construcción cuenta con distintas estancias como una torre, una aljibe, un patio de armas y una impresionante terraza desde la que se pueden apreciar maravillosas vistas. De igual forma, se pueden admirar en el castillo distintos relieves que representan la época medieval.

Leer  Qué ver en El Museo De Ciencias Naturales

Las visitas al Castillo de Chelva se realizan de martes a domingo de 10 a 13h y de 15.30 a 18h. Se recomienda llegar con tiempo suficiente para disfrutar de todos los detalles de este lugar, que guarda una importante historia.

Las exóticas calles de Chelva

En Chelva hay mucho que explorar, pero una de sus mejores atracciones son sus calles. Estas calles se extienden desde la cima de la montaña hasta el centro del pueblo, y se caracterizan por sus calles estrechas y empedradas. Estas calles son el lugar ideal para los amantes de la fotografía, ya que ofrecen una gran variedad de escenarios, desde vistas de la montaña hasta entradas a pequeñas casas con interesantes detalles arquitectónicos.

Otra característica destacable de estas calles son los colores. Las paredes de los edificios están pintadas en tonos pastel, desde el rosa más claro al amarillo más vibrante. Esto le da a las calles de Chelva un toque exótico, que no se encuentra en ningún otro lugar.

Caminar por estas calles es una de las mejores formas de conocer la cultura local. Mientras paseas por estas calles encontrarás una gran variedad de tiendas, desde pequeños mercados hasta pequeños restaurantes. También encontrarás muchas iglesias antiguas, algunas de ellas con hermosas decoraciones interiores.

Por último, al caminar por estas calles no puedes dejar de notar la amabilidad de los lugareños. Estos te ofrecerán su ayuda si la requieres, así como la posibilidad de probar algunos de sus platos típicos.

Como puedes ver, las calles de Chelva son un lugar único, cargado de historia y tradiciones que no puedes dejar de visitar. ¡No te arrepentirás!

Deja un comentario